A R P E T

Asociación Civil Argentina Pro Reciclado del PET

Comunicate

Av. Córdoba 659 P.2 Of.23
1054 - Buenos Aires, Argentina
(011) 4313 - 1738
(011) 4312 - 8109
infoarpet@arpet.org

En 13 años, ARPET ha logrado construir una Red de Comunicación nacional e internacional a través de sus Comunicados semanales, que reúne todo el quehacer ambiental académico y de las Instituciones ambientales en el mundo del reciclaje, el desarrollo sustentable, las energías renovables, los bienes comunes, difundiendo cursos, carreras, talleres, encuentros, becas, subsidios, publicaciones, como ningún otro medio en el país. Suscripción gratuita. Solicitar a:

fenixpet@hotmail.com

 

 

 

 

 

 

La Noticia de la Semana

 

 

 

“Colombia pierde $2 billones anuales por no reciclar desechos plásticos”

 

 

La recuperación de los residuos podría generar nuevos negocios, empleos y aportes al recaudo de impuestos en el país, señalan expertos.
Para muchos colombianos, no reciclar no representa una pérdida significativa de dinero, pero la realidad es que todos los días se tiran a las canecas lo que podría ser el inicio del desarrollo de una economía más sólida que genera empleo.
Anualmente Colombia deja de percibir $2 billones por no reciclar desechos plásticos, según el gerente de la empresa de procesamiento y comercialización de material reciclado, Eko Red, Juan Carlos Gutiérrez.
Los envases plásticos que se pueden reciclar tienen en su parte inferior números de 1 al 6 dentro de un triángulo de flechas, llamado círculo de Möbius; símbolo internacional del reciclaje.
Por su parte, el presidente nacional de Acolplásticos, Daniel Mitchell, explicó que en los residuos hay una “inmensa” oportunidad de aprovechamiento, ya sea a través del reciclaje o la conversión de algún tipo de aceite; sin embargo, este potencial termina en rellenos sanitarios.
“El volumen de residuos que se genera anualmente en Colombia es de 14 millones de toneladas y esa cantidad en otros países se aprovecha el 100% y acá no lo estamos aprovechando”.
Agregó que en el caso del plástico, más de un millón de toneladas llega a los rellenos. Según Mitchell, se está botando en los rellenos el 85% y 90% de los residuos en general.
Reciclar generaría nuevos negocios emergentes, como casas de reciclaje donde se transformarían los desechos recibidos en materias primas y otros productos, lo que a su vez generaría más plazas de empleo y ayudaría a aumentar los contribuyentes y pago de impuestos.
“Se están perdiendo grandes oportunidades con el material que llega a los rellenos sanitarios, al vertedero, a la calle y a los ríos, ese material tiene un valor en el mercado, son cifras bastante altas. Si de ese 85% o 90% se pudiera reciclar al menos la mitad, sería un mercado muy grande”, dijo.
John Villamizar, country manager de Apropet coincide con Mitchell. “Tenemos impactos de la huella de carbono, que es una realidad en el cambio climático, además, nos genera un detrimento de nuestra calidad de vida. También se pierden oportunidades de hacer negocios y dinero y de crear cadena de valor productivo”, señala.
Además del factor económico, dijo que el poco aporte a la economía circular contribuye “a la contaminación natural que se genera en las ciudades, mucho de ese material que está mal dispuesto llega finalmente a los ríos y los mares. Entonces, la contaminación tiene un impacto muy fuerte”.
Agregó que reciclar podría dignificar la labor de los recicladores y crear desarrollos productivos, “antes de que se vuelva basura lo podemos volver dinero”.
De acuerdo con la directora de la Cámara de Pulpa, Papel y Cartón de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), la recuperación de residuos tiene una cadena de reciclaje.
Los recicladores de oficio están en un proceso de formalización para convertirse en prestadores de servicios públicos y ya algunos han recibido tarifas del servicio de aseo para hacer la recolección colectiva del material aprovechable y reciclable.
“Se ha generado un negocio de los gestores de residuos con diferentes licencias para el manejo de los tipos de residuos: peligrosos, no peligrosos y orgánicos, lo que ha hecho que haya trabajos e ingresos en ese sector. Es una cadena que lleva años, pero que con el tiempo ha permitido que los procesos que antes eran informales se vayan formalizando”, dijo.
Agregó que el sector de limpieza y reciclaje era invisible ante los ojos de la sociedad, pero está haciendo una gestión valiosa que en los hogares se debe replicar. “Los consumidores, deben hacer la separación de materiales para que al generar residuos en lugar que el reciclador escarbe en la basura tenga una bolsa limpia de materiales de fácil acceso y de mayor calidad, pues no se contaminan con la basura. Por ejemplo, con las cáscaras de los alimentos y con los residuos orgánicos”.
Explicó que si los residuos se separan, los recicladores tendrán material de mayor calidad que va a permitir un uso más eficiente de los recursos naturales. “Generemos desde el comienzo una correcta disposición del residuo”, añadió.
En cuanto a los residuos peligrosos, como pilas o baterías, dijo que su aprovechamiento no solo es benéfico sino que genera cadenas productivas.
Mitchell explicó que hay unos 60 mil recicladores en Colombia que viven principalmente del reciclaje de plástico, pero que también reciclan otros materiales como el plástico Pet (Tereftalato de polietileno, que se usa por lo general en envases de bebidas), el papel, el cartón y el metal.
Contó que en el país, de tener una política que promueva la economía circular, en diez años se podría quintuplicar la cantidad de recicladores y comenzarían a reciclar 400 mil personas potencialmente. “De aquí a 10 años fácilmente podríamos triplicar el reciclaje en Colombia”, dijo.
Entre 4 y 5 años se podría duplicar la economía circular y en términos de empleo alcanzaría a 200.000 recicladores en total en el país.
“El caso del plástico si se llegase a reciclar el 30% significaría triplicar las tasas actuales en unos 8 o 10 años”, aseguró.

 

Fuente: El Heraldo

 

 

Copyright © 2011 - 2019 Arpet